¿Necesitas hacer una Consulta?

¿Qué es la piratería?

Sabes ¿qué es la piratería? ¿cómo afecta en nuestro país realmente? Muchas veces se ha hablado de las consecuencias negativas que trae pero, a pesar de saber que no es buena cada vez es una práctica más común. Internet tiene mucho que ver con la gran expansión de esta actividad. Por eso hoy, desde Informático Forense Madrid queremos dar a conocer la información más valiosa  sobre este tema y la situación a la que nos ha llevado.

¿Qué es la piratería?

La piratería es una actividad que se dedica a falsificar ciertos productos, normalmente de marcas conocidas. O también obras artísticas, literarias entre otro sinfín de productos. Obviamente de peor calidad pero también de menor precio.

Ciñéndonos a la descripción de la Unesco, podemos decir que la piratería es toda aquella actividad que se dedica a producir copias y a distribuirlas, copias de obras que poseen derechos de autor. También se encargan de hacer llegar dichos productos al público. Actualmente esto se hace principalmente a través de Internet.

A pesar de que para realizar esta actividad sería necesario contar con la autorización de los propietarios legítimos, no se tiene. Y, por ello es un delito.

También se considera piratería la violación de la propiedad intelectual, esto se produce cuando se falsifica un producto para obtener así beneficios. Cuando se realiza esto se utilizan patrones sin autorización como pueden ser patentes o marcas y así poder aprovecharse de la popularidad y el prestigio ajeno.

Podemos decir casi con seguridad que no hay producto que no haya sufrido piratería. Incluyendo ropa, películas, canciones, complementos,  sistemas informáticos, medicamentos, entre un sinfín más.

Dentro del mundo de la piratería podemos encontrar material que, podemos afirmar, son prácticamente exactos a los originales pero con precio más reducido. Este es el mayor problema ¿Por qué voy a comprar el original si tengo una copia casi igual de buena, pero a menor precios? Es muy importante tener en cuenta que los gastos de producción que ha tenido el original, la publicidad, los controles de calidad y muchos procesos más, no los tiene el producto pirata.

La piratería tiene muchísimas consecuencias negativas, no solo económicamente hablando, sino también para los creadores, las marcas, los usuarios, entre muchos otros afectados.

El origen de la piratería

El origen de este delito comenzó siendo un juego de niños. Al igual que siempre ha habido niños traviesos, desde los comienzos de Internet, siempre ha habido personas que han jugado en los límites de la legalidad.

La gran expansión de los hackers ocurrió entre los años 80 y los años 90. La gran mayoría de responsables se trataba de menores de 18 años, en situaciones económicas precarias, con ganas de aprender y conseguir buenos negocios. Esta generación atacó principalmente a los videojuegos y programas para consolas.

En nuestro país la industria de los videojuegos en los años 80 era realmente fuerte, con grandes empresas como Dinamic, Zigurat, Opera Soft o Topo Soft. Aquí trabajaban grandes programadores, los cuales se tenían que enfrentar de forma casi constante a esos jóvenes que pirateaban los videojuegos. Era muy frecuente encontrarse en el Rastro de Madrid a muchos jóvenes vendiendo su material pirateado.

La revista llamada Microhobby, publico un artículo en el año 86 donde aseguraba que cerca el 80% de los programas instalados en ordenadores en España, no eran originales.

De los piratas en nuestro país debemos de destacar a Depeche Mode, que formó parte de los primeros grupos de hackers en España: Apótols y Glaucoma. Comenzó pirateando videojuegos y cuando se cansó, terminó montando una franquicia de videojuegos. Creador también de la popular BBS Public NME, conocido por ser el refugio de muchos otros piratas informáticos.

El verdadero nombre de este pirata era Muche Izquierdo, de origen zaragozano, que decidió comenzar sus primeras incursiones ilegales en la red en el año 83, cuando se compró un Spectrum. La consola se le estropeo y tardaron más de 3 meses en repararla. Así que empleo ese tiempo en aprender programación y así poder usar sus conocimientos para aprovechar sus juegos al máximo, craqueándolos junto a un amigo, llamado Super Rata, tan solo con fines de diversión.

¿Qué consecuencias tiene la piratería?

Cuando hay un producto que es víctima de la piratería sufre grandes pérdidas económicas. Esto principalmente debido a la cantidad de producto que no lograra vender. Hay que saber que no solo el dinero es importante. Sino que también los productos que se ven en riesgo por la piratería tienen muchas posibilidades de perder su verdadero valor de forma irreparable.

El funcionamiento de las empresas se ve gravemente dañado ya que desciende drásticamente su producción. Con lo que también se nota en los trabajadores puestos que a menor cantidad de producción menos empleados se necesita.

Cuanta más oferta de falsificaciones de baja calidad y bajo precio exista, más posibilidades tiene el original de terminar saliendo del mercado.

El Estado también se ve afectado. Puesto que las falsificaciones no generan ningún tipo de bien porque no pagan impuestos por la creación, distribución y comercialización del producto.

Aunque no lo creamos los más afectados son los consumidores.

¿Por qué la piratería es cada vez más común?

¿Están dispuestos los consumidores a pagar por los productos originales? ¿Merece la pena?

Vamos a centrarnos en la piratería que afecta a los libros, la música y el cine. Son incontables los usuarios que acceden a este tipo de contenidos protegidos por copyright a través de Internet.

La piratería creció de manera escandalosa con la llegada de Internet y las nuevas tecnologías. Esto añade un debate más a Internet. Este es el problema moral al que nos enfrentamos de forma prácticamente diaria, donde sabemos que descargar material protegido gratuitamente está mal pero ¿merece la pena pagar por el original?

Hoy en día existe una “guerra” entre dos bandos. El primero es aquel donde la industria insiste a los gobiernos para realizar campañas contra la piratería. Mientras que los usuarios se quejaban a los políticos sobre la denegación de la descarga sin restricciones.

Aunque existe el factor moral. Realmente se trata de un problema comercial, no ideológico. Internet ha sido la revolución para toda aquella industria creativa, abarcando la música, televisión y muchos más espacios… No solo supuso un gran paso para eso sino que también cambio drásticamente a los consumidores.

Es fundamental que todos sepamos de dónde vienen todos los productos que consumimos por Internet, Bien sea material audiovisual o compras. Conocer si son los originales y las garantías que tengan.

¿Se puede regular la piratería?

No existe una barrera real contra la piratería. Se descarga contenidos y se difunden sencillamente porque es posible hacerlo. Es realmente difícil detener y penalizar este tipo de acciones como lleva tiempo intentando nuestro país. Siempre que se logra bloquear un sistema, son muchos más los que salen nuevos. Esta situación es comparable a la metáfora de “poner puertas al campo”, mientras unos intentan hacerlo, otros las destruyen ya que el campo no puede vallarse.

No parece que exista ninguna solución a este problema por ahora. Muchos usuarios defienden que el acceso a la cultura debe de ser libre, justificando así las descargas gratuitas del contenido protegido. La cultura es libre, no por ello debe de ser gratis.

Haciendo referencia hacia la libertad cultural deberíamos centrarnos más en la censura que el derecho a descargar cualquier contenido de forma gratuita.

La piratería está atacando a las empresas culturales, no a la cultura. La creatividad relacionada con la cultura siempre ha estado por encima del negocio. Por otra parte se encuentra la llamada “cultura de pago”, que fue originaria del siglo pasado, donde el auge de la clase media comenzó a pagar por ella.

A la industria le urge mucho que la gente siga consumiendo, pero parece que cada vez son menos los que están dispuestos a pagar por ella tal y como se hacía anteriormente. La verdadera solución es lograr experiencias de mayor calidad pagando que las que se pueden encontrar gratis.

El papel del gobierno ante esta situación no es nada sencillo. Primero debe de garantizar que exista libertad digital para los consumidores. Segundo y de forma contraria a lo anterior, debe de proteger a la industria, ya que esta genera casi un 4% del PIB y esta formada por unos 500 mil empleados.

Los creadores de material y la piratería

Sin duda alguna, estamos hablando del eslabón más débil de toda esta situación. La industria presiona de forma constante al gobierno para poder terminar con la piratería. Pero, la gran mayoría de ocasiones, es quizás la parte que menos dinero se lleva. Los creadores del material tienen todo el derecho a luchar para poder vivir de sus obras. Sin embargo no hay ningún sitio donde quede recogido que el crear algún contenido te dé derecho a que dicho material se convierta en sustento, mucho menos como forma de vida.

Se deja en manos de los consumidores del contenido creativo toda la responsabilidad de recompensar a los creadores. Esto no es la mejor solución.

La responsabilidad de crear un modelo de negocio que resulte justo y económicamente rentable para los creadores es responsabilidad de la industria cultural, con lo que la piratería no es culpa de los consumidores, ni tampoco de los sitios de descargas gratuitas. Aunque si es verdad que es necesario cerrarlos para conseguir un modelo estable.

Hay que intentar sacar adelante una buena oferta que justifique realmente el precio de los productos originales. Para que merezcan la pena y se sigan consumiendo.

Piratería en España

Las medidas que se han tomado contra la piratería, principalmente las campañas de concienciación, parece que están dando resultado. La Coalición de Creadores ha registrado un descenso del 6% de la piratería en Piratería en EspañaEspaña.

La Coalición de Creadores ha estado denunciando durante muchos años, el acceso y la descarga al contenido, que han generado millones de euros en pérdidas. Esto ha hecho que los controles se refuercen. Haciendo que el contenido pirata descendiera de visualizaciones de 23 mil a 21 mil el año 2017.

Encuestas muestran datos realmente positivos que desvelan que el acceso legal a contenido digital relacionado con el cine, es usado casi por el 50% de todos los usuarios. Lo más llamativo es que la grandísima mayoría de consumidores aseguran conocer y usar plataformas como Netflix o Spotify. El dato más negativo que se ha recogido dice que el 60% de los usuarios, no sabe reconocer las webs que son legales.

Los contenidos en los que si se ha incrementado la piratería en nuestro país han sido los libros y sobretodo los videojuegos.

La gran mayoría de material pirateado que podemos encontrar a día de hoy en España, apenas lleva un año en el mercado. El 80% de los consumidores afirman que acceden a este material a través de buscadores, principalmente Google, que tiene el 99% de las búsquedas. Tan solo dos de cada 10 consumidores realizan sus búsquedas a través de redes sociales, como puede ser Facebook.

Conclusión

Como cualquier otro tipo de delito, nuestro equipo de peritos informáticos es capaz de ayudarle. Realizamos investigaciones en diversos campos que, gracias a los años de experiencia, podemos garantizar los mejores resultados.

Esperamos que en este artículo de sobre qué es la piratería, consecuencias y regulación hayas encontrado toda la información que buscabas. Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros.

¿Qué es la piratería? Consecuencias y regulación
vota este post

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.