¿Necesitas hacer una Consulta?

Internet y las redes sociales: la puerta para la captación de menores

La captación de menores forma parte del delito de la trata de personas. Desgraciadamente, aunque esta terrible actividad siempre ha existido, la popularización de el internet y las redes sociales ha hecho que se produzca con mayor frecuencia. Esto debido a la gran accesibilidad que se tiene a los niños y niñas, y al desconocimiento sobre los riesgos que tienen los propios niños. Desde Informático Forense sabemos que a día de hoy son estos los más expuestos por eso este artículo.

El tráfico de menores

No podemos hablar de cifras exactas, referentes a la cantidad de menores afectados por esta situación. Sin embargo la Organización Internacional del Trabajo ha realizado una estimación que afirma que anualmente 1,5 millones de menores de edad son víctimas de la trata.

El tráfico de menores es reconocido internacionalmente como uno de los peores delitos que existe de forma global. Que en todos sus casos afecta siempre a los derechos humanos. A pesar de esto, tan solo en la última década, las consecuencias han aumentado preocupantemente, haciendo así que sea necesario aumentar la investigación y las acciones públicas y sociales.

Se cree que en gran medida el aumento de la trata de menores ha sido causa de la globalización de Internet. Específicamente las redes sociales, puertas de fácil acceso a los niños.

Internet y las redes sociales: la puerta para la captación de menores

Advertencias de la ONG Unicef afirman que España ya no es solo un país para el destino de las víctimas, sino también para la captación.

Cuanto más nos involucramos en la investigación sobre la trata más nos damos cuenta de que los mayores afectados son los menores. Estamos hablando de una industria multimillonaria, con la que aún no sabemos combatir.

La gran mayoría de casos de captación de menores están destinados para la explotación sexual. Estamos viviendo un gran aumento de niñas de nuestro país que están cayendo en las trampas de  la captación a través de las redes sociales.

Método de captación de menores en España

El método que más se está popularizando en nuestro país, principalmente destinado a captar niñas, sobre todo aquellas que se encuentren en situaciones poco favorables. Se conoce con el nombre de “Lover Boy”. Un perfil de un chico que las agasaja, las atiende y las enamora con diferentes técnicas de seducción. Esto con la finalidad de que la niña escape con “él” a un lugar mejor.

Las personas encargadas de ponerse en contacto con las menores y empezar la relación son tan solo trasmisores. Son el primer eslabón de la cadena.

A pesar de que en nuestro país el aumento de los casos sea realmente preocupante. Los datos realmente alarmantes se encuentran en América Central, el Caribe y África Subsahariana, donde se encuentran el 60% de las victimas mundiales.

Captación de menores a través de Facebook

Vamos a hablar de uno de los casos más llamativos sobre la captación de menores a través de la popular red social Facebook. Este fue causante en cierto modo de que, el año pasado, una menor argentina, abandonara a su familia y se viniera a España.

La joven llamada Marina, hija de Ruth Rodríguez, es una chica que a día de hoy tiene 24 años. De la cual, su familia, tan solo sabe que se encuentra por la zona de Tarragona.

La pesadilla para la familia comenzó en el año 2009, cuando Marina aún era menor de edad y era usuaria habitual de Facebook. La joven se comunicaba diariamente con una mujer de 40 años a través de un juego de esta red, dicho juego se encuentra cerrado en la actualidad.

Marina era tímida, sin embargo buena estudiante y disfrutaba del ambiente familiar. Sin embargo su actitud cambió de forma completamente radicar, alertando así a sus seres queridos. Tal fue el cambio que en cuanto fue mayor de edad la joven se marchó de la casa, primero a otra ciudad, para luego venir a nuestro país, donde, presuntamente vive con esa mujer y su familia.

La joven rompió todo tipo de relación y comunicación con su familia. Ellos aún habiendo denunciado, como ella ya es mayor de edad, ya no pueden hacer nada.

Su madre, la más implicada en recuperar a su hija, no solo dice que se trata de captación de menores. Sino también de trata de blancas.

Es importante que los padres conozcan los riesgos que tienen las redes sociales para los menores.

Vacaciones y la captación de menores por las redes sociales

Cuando nuestra generación recuerda las vacaciones que teníamos de niños piensa esos días de piscina con los amigos, las salidas al parque, los juegos con la pelota en la urbanización y las meriendas con los amigos. A día de hoy el tipo de vacaciones para los niños es bastante diferente. La principal manera de relacionarse de los niños a día de hoy es a través de las redes sociales. Y, según pasa el tiempo, cada vez es más temprana la edad en la que comienzan la vida social en el mundo virtual.

Uno de los últimos casos de denuncia fue el de una niña, la cual respetaremos en anonimato. Esta niña llevaba tiempo hablando con un joven de su edad, 15 años, a través de Facebook e Instagram. Llegado el verano insistió a la madre que quería conocerlo en persona, la cual sospechó de los perfiles del chico nada más verlos. Rápidamente denuncio a Ministerio Público, donde descubrieron que realmente se trataba de un hombre de 30 años que se dedicaba a captar menores a través de las redes sociales.

¿Qué perfiles busca la captación de menores?

  • El perfil más común son chicas adolescentes originarias del centro de Europa del Este, con edades comprendidas entre los 13 y los 17 años. Normalmente estas se encuentran en entornos problemáticos, con violencia y desprotección. Aquí también emplean la técnica el “Lover Boy”.

    Las niñas no cruzan ninguna frontera de forma ilegal, como tampoco realizaran viajes que las pongan en riesgo. Uno de los principales destinos de estas niñas es España, donde una vez que entran, no serán fáciles de detectar.

    Perfiles mas comunes en la captación de menores

  • El segundo perfil más frecuente son las niñas procedentes de África subsahariana. Son captadas con la misma técnica con la que captan a las mujeres adultas de la zona. Les prometen una vida mejor en España, donde las obligaran a celebrar “ceremonias de compromiso”. En estos rituales intimidaran a las menores con vudú, amenazas u otro tipo de coacciones para que se comporten de forma sumisa para pagar la deuda por llevarlas a un lugar mejor.

    La deuda que les dicen al principio del trato aumenta durante el viaje. Muchas de ellas llegaran a nuestro país en avión, aunque lo más frecuente es que lo hagan por tierra, cruzando el desierto del Sahel con destino Marruecos o Libia.

La crisis de inmigración que estamos sufriendo en la actualidad está siendo utilizada por los delincuentes para captar mujeres y niños.

  • El último grupo se forma por adolescentes de América Latina. Normalmente la captación se realiza engañando a las jóvenes que viajan a Europa pensando que van a iniciar estudios o algún trabajo. Las captaciones son realizadas por amigos o familiares que forman parte de la red de explotación. Estas niñas llegan a los países de destino con autorizaciones expresas de los padres o tutores legales.

¿Cómo detectar a las víctimas de la captación de menores?

Lo más preocupante de esta terrible situación es que las adolescentes que terminan en España con el fin de ser prostituidas no son identificadas en las fronteras o los aeropuertos como menores. Esto debido a que las obligan a mentir sobre su edad y llevan consigo documentación falsificada.

El delito de trata está en el ordenamiento jurídico español tan solo desde el año 2010. Desde entonces se puso en marcha el Plan nacional contra la trata.

Lo que es realmente urgente en esta situación es ser capaces de identificar a las victimas menores de edad, prestar especial atención a los niños. Todos debemos de estar atentos, porque desgraciadamente, son muchos más niños de los que nos imaginamos que están siendo víctimas.

Unicef afirma que detectar a las víctimas, mayoritariamente, como hemos dicho antes, niñas obligadas a servir en la explotación sexual, es realmente difícil. Desgraciadamente muchas de estas niñas no podrán salir ni si quiera si tuvieran la oportunidad de escapar, ya que sea por el síndrome de Estocolmo o dependencia de drogas, están enganchadas a los “cuidadores” responsables de su situación.

Consecuencias psicológicas de la captación de menores

Como ya sabemos, la gran mayoría de menores que sufren esta situación, tienen destinos dirigidos hacia la prostitución. Estos menores serán víctimas de abuso sexual durante largos periodos. Esto tiene graves efectos y consecuencias.

Muchos de estos niños y adolescentes han mostrado tener síntomas en común que coinciden con el estrés post traumático. Miedos, pesadillas, confusión, sentimiento de culpabilidad, vergüenza, aislamiento social…

Cuando el tiempo de abuso es prolongado, estos niños desarrollan problemas crónicos como son el dolor de estómago, falta de concentración, migrañas, trastornos del sueño, molestias e inestabilidad en el ciclo menstrual… A parte de las obvias consecuencias de psicológicas como la falta de autoestima, odio a su cuerpo, depresión, fobias, ansiedad, pánicos, comportamientos autodestructivos que llegan incluso a actos de mutilación.

Estos niños aunque tengan la posibilidad de someterse a tratamiento. Muchos de ellos tendrán comportamientos que no puedan corregir, como por ejemplo protegerse apartándose de las relaciones sexuales. Muchos de ellos sufrirán depresión de forma crónica, haciendo caer a muchas de estas víctimas en problemas de alcohol y drogas.

Por norma general, los niños que han sido víctimas de esta situación tendrán una mala salud de adultos. Y, problemas psicosomáticos causa de la actitud negativa que tendrán sobre sus propios cuerpos.

Descubrir que hay un menor que puede estar siendo víctima de abuso sexual es una situación realmente angustiosa. Sin embargo, las opciones que están en nuestra mano son de vital importancia para la víctima:

  • Creer al niño.
  • Hacerle saber que no es su culpa, apoyándole por haberlo contado.
  • Hacerle entender que no está solo.
  • Pedirle permiso para llamar a las autoridades.

Debemos de tener en cuenta que muchos de estos niños llevan en esta situación durante muchos años y puede ser realmente difícil tratar con ellos.

Cuidado con las redes sociales

En muchas ocasiones hemos hablado sobre las redes sociales y la gran cantidad de riesgos que estas traen.

Por suerte o por desgracia, son algunas ocasiones en las que padres nos han contratado preocupados por saber quién estaba haciendo daño a sus hijos a través de la pantalla. Muchas de estas investigaciones nos vienen derivadas de la Agencia de Detectives Privados Madrid, los cuales reciben casos donde nuestra presencia es esencial debido a la presencia de tecnologías y redes sociales.

Gracias a que contamos con conocimientos especializados y con muchos años de experiencia sabemos cómo resolver estas situaciones.

Si cree que su hijo o hija puede estar en una situación de riesgo por la captación de menores no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le asesoraremos de forma completamente gratuita.

Internet y las redes sociales: la puerta para la captación de menores
vota este post

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.