¿Necesitas hacer una Consulta?

La fuga de datos y cómo conseguir que no se haga realidad

La fuga de datos y cómo conseguir que no se haga realidad

En Informática forense, nos enfrentamos muchas veces, con la fuga de datos. Por eso, es importante saber cómo conseguir que no se haga realidad. En este post, te vamos a indicar que pasos dar, para proteger tu empresa.

Fuga de datos y el peligro que corre tu empresa

La información que se maneja en las empresas, es uno de los activos más importantes. Aunque muchos responsables, sepan esto, no utilizan todos sus recursos que están al alcance de su mano. Bases de datos, cartera de clientes, tarifas, propiedad intelectual…Son algunas de las informaciones a proteger. Sin embargo, las inversiones que se hace en ciberseguridad son menores en comparación de otras áreas.

Sólo pensar que la competencia pudiera conseguir toda la información, ya se tendría que tomar medidas. El robo de estos datos, para ser utilizados y comerciarlos por esa competencia. Y por no hablar de sí se corre la voz de estos robos, podemos dar una imagen de inseguridad en nuestras instalaciones. De no saber proteger los intereses de sus clientes, es significado de desprestigio. Otras veces, el robo de datos, sirven como herramientas de extorsión.

Daños de imagen, extorsiones, consecuencias legales…

El impacto de dichas pérdidas de informaciones, es perjudicial. Ocasiona para la empresa implicada, un daño de imagen de muy difícil solución. Las consecuencias legales podrían suponer pérdidas económicas graves y la fuga de clientes. Tanto de los que teníamos como de futuros. Por eso es importante evitar esta fuga de datos.

En Indicios, detectives privados, puede encontrar la solución con nuestros profesionales. Todos ellos, saben cómo proteger sus sistemas informáticos, cómo la forma de blindar y que no exista dichas fugas. Pero, ¿ Realmente sabemos que significa la fuga de información?. La fuga de datos es la liberación de datos o informaciones confidenciales, sensibles o estratégicos. Esta puede ser deliberada o involuntaria.

Fuga de información involuntaria o deliberada

Los peritos judiciales informáticos saben que estos hechos pueden ser involuntarios o deliberados. Muchas veces, cuando se hace involuntario es por falta de información. Puede ser interno o externo. Los propios empleados no saben los protocolos que existen para proteger el sistema. El uso de material informático o electrónico de la empresa, es algo muy habitual. Los trabajadores, salen y los usan en sus casas, en aeropuertos, hoteles…Y luego, vuelven a su lugar de trabajo y los introducen en el sistema.

Infectándolos o llevando programas malware, que pueden robar todo el contenido que exista. Comprometiendo los interese de la compañía y ponerla en una situación muy vulnerable.

Ataques deliberados: internos y externos

Los ataques deliberados son cuando se hacen de una forma intencionada. Para causar daños o conflictos. Estos pueden llegar a destruir a la empresa y sumergirla en una inestabilidad empresarial. Conllevando escándalos y perdidas de confianza entre los clientes y proveedores. No sólo se debe estar atentos a lo que ocurre fuera de la empresa, también a la plantilla que conforma la infraestructura.

La fuga de datos y cómo conseguir que no se haga realidad

La fuga de datos y cómo conseguir que no se haga realidad

Organizaciones criminales, ciberdelincuentes, empleados descontentos, competencia desleal…Son algunos de los factores que pueden poner en riesgo nuestra seguridad informática. Los ataques exteriores, aprovechan las vulnerabilidades o fallos existentes en los sistemas. O accediendo mediante técnicas de ingeniería social. Incluso, el robo de móviles o material de la empresa como portátiles, son algunas de las tácticas que se usan. Cuando hablamos de un ataque interior, nos referimos a los actos desleales que hacen los trabajadores contra la empresa.

En los peritajes informáticos sabemos quienes puedes ser los responsables y a que hora se produjeron los hechos. Un trabajador descontento, puede ser una de las armas más peligrosas que pueda haber, dentro de una empresa. Junto a esto y a los errores humanos, la seguridad se ve comprometida.

¿Cómo se produce estas fugas de datos?

La información que manejamos debe ser clasificada para saber cual es la confidencial o sensible y protegerla. Como si fueran círculos concéntricos con niveles diferentes y accesos limitados. Es así como debemos blindar toda nuestra información. Establecer perfiles de usuarios y asignar permisos; instalar cortafuegos, utilizar herramientas o mecanismos cifrados…Son algunos de los elementos de prevención más usados en todas las empresas.

Una modalidad para la pérdida de datos es atreves del correo electrónicos cooperativos y cuentas de usuario. Los envíos de información pueden controlarse. De ahí la necesidad de dar claves para ciertos datos y protegerlos. Los niveles de protección hace que los datos sensibles o confidenciales solo estén a cargo de unos pocos. Un peligro que muchos no saben que existe son las redes inalámbricas. Si no están protegidas correctamente puede ser un coladero de piratas informáticos.

Se adentran dentro de un ordenador o terminal y si encima no están cifrados los contenidos, pueden extraer cualquier cosa. Ni que hablar de las redes gratuitas, las cuales cuando se esta de viaje laboral, pueden ser otro riesgo.

Educar y enseñar a los empleados y directivos

En esta vida como en todo lo demás, necesitamos aprender nuevas cosas. Y enseñar a protegernos es fundamental. Un ejemplo son las redes sociales. Exponemos muchas veces nuestras vidas. Compartir información corporativas y profesionales, hace que nos pongamos en una diana perfecta. Al mismo nivel, pasa con los dispositivos que se utilizan. Móviles, pendrive…Saber cómo proteger nuestro portátil de empresa y cuando podemos usar una red gratuita. Pasar el antivirus cada vez que traemos un dispositivo y lo metemos en nuestro ordenador, son sencillos pasos pero necesarios.

Prevención y protección ante los robos y fugas

La clasificación del material que usamos, junto con diferenciarla en diferentes niveles, son algunos de los pasos que debemos dar. Los controles de acceso son los que evitaran que cualquier usuario pueda acceder a ellos. La política de uso es el plan necesario para estas medidas. Existen herramientas forenses que permiten a las empresas, blindar todo estos datos. Pueden ser autónomas o integrarse en el sistema. El control de todo esto debe pasar por la protección de datos y la agencia que lo lleva.

En caso, de algún robo si estamos sujetos a la Agencia de Protección, podemos decir que las “espaldas” las tendremos protegidas. Las consecuencias legales disminuyen al haber tomado todas las medidas. Las herramientas son variadas, almacenar en dispositivos extraíbles, restringir copias o aplicaciones, cifrar todos los contenidos…La educación junto con talleres, donde se habla de la sensibilidad de datos, enseñar a proteger los dispositivos y componentes..

¿Esta concienciado?. ¿Sabría como protegerse?

No cabe duda, que nadie quiere ponerse en la situación de una fuga de datos. No obstante, a veces es mejor preguntarse si se sabría que hacer en un caso como este. Si la respuesta es que no sabría que hacer, lo mejor es ponerse en manos de profesionales. Mediante auditorias se descubrirá cuales son los fallos, las vulnerabilidades que existe en su sistema.

Si necesita ayuda puede ponerse en contacto con nuestra empresa. Le blindaremos el sistema y le ayudaremos en todo lo que necesite. Prevenir es mejor que curar. Atendemos a empresas pequeñas, medianas…Estará en las mejores manos y así evitará la fuga de datos, uno de los mayores riesgos que existen en el sector empresarial. Los peritajes informáticos, le dirán lo que necesita y lo que realmente esta protegido dentro de su sistema de seguridad.

La fuga de datos y cómo conseguir que no se haga realidad
vota este post

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.