¿Necesitas hacer una Consulta?

Delitos cibernéticos cada vez más comunes.

En nuestro país cada vez es más frecuente encontrarse titulares que hablan de delitos relacionados con Internet, las redes sociales o estafas informáticas. Esto se debe a que nuestro modo de vida está cada vez más ligado a las nuevas tecnologías. Estos actos delictivos pueden influir a cualquier persona que disponga un dispositivo electrónico con acceso a Internet, entonces ¿Quién está seguro? Hoy, desde nuestra empresa de informáticos forenses, hablaremos sobre los delitos cibernéticos cada vez más comunes, ya que el conocimiento es la mejor herramienta de defensa contra este problema.

Delitos cibernéticos cada vez más comunes

Los delitos cibernéticos o ciberdelitos han sufrido un preocupante aumento en los últimos años. De hecho podemos llegar a afirmar que son los que más han crecido respecto a otro tipo de delitos.

Existen diversos tipos de ciberdelitos, van desde suplantación de identidad, estafas a empresas o personas, pornografía infantil y tráfico de personas. Estos tipos son los más frecuentes y los que más se escuchan en los medios de comunicación.

El verdadero riesgo está en que todo el mundo es vulnerable a sufrir crímenes informáticos. Tan solo se necesita disponer de algún dispositivo electrónico con acceso a Internet, como podría ser el móvil, un ordenador, etc. A pesar de esto existe un grupo de mayor riesgo, las personas más jóvenes.

Los jóvenes son los más vulnerables

Los jóvenes son el grupo social más vulnerable a la hora de hablar de ciberdelincuencia. Esto se debe a que son el grupo más desfavorecido debido a su inocencia y desconocimiento. El estado inmaduro de la personalidad y la falta de experiencia también influyen de forma directa, puesto que les convierte en víctimas fáciles para los delincuentes.

Las redes sociales e Internet son las principales herramientas que usan los delincuentes, ya que esto les da la opción de tener un contacto previo con las víctimas. Mediante técnicas de falsificación de perfiles o manipulaciones, suplantan la identidad de otros para conseguir que sus víctimas confíen en ellos. Muchas veces el objetivo de estos delincuentes es traficar con pornografía infantil, lo cual conlleva abusos sexuales, sextorsión, acoso y pedofilia.

Ciberdelitos de extorsión

La principal fuente por las que los ciberdelincuentes consiguen información es mediante la red social Facebook. En muchas ocasiones estudian a una persona, pero no para manipularla a ella, sino a su familia. Se hacen pasar por un gran amigo o pareja, diciendo que ese ser querido tiene problemas económicos y que necesita ayuda, para así hacerse con el dinero.

El crecimiento del uso de las redes sociales es directamente proporcional al aumento de los ciberdelitos. Cada vez resulta más fácil acceder a información personal de las personas gracias a estas redes, ya sea Facebook, Twitter, Tinder, Instagram y tantas otras.

Muchas personas creen estar seguros pero no es así, existen muchos software creados exclusivamente para la usurpación de identidad. Se basa básicamente en la creación de cuentas “clon”, obteniendo así información sobre contactos, direcciones e incluso datos financieros.

Hablamos esencialmente de Facebook porque ha sido la red social más afectada ante este tipo de problemas.

Existen tantos tipos de estafa por extorsión que resultaría imposible hablar de todos. Los más comunes suelen ser donde se da información falsa sobre víctimas en accidentes de tráfico o secuestros. El objetivo es claramente obtener dinero.

Información personal segura en las redes sociales

Para realizar las estafas anteriores obtienen la información de las víctimas a través de las redes sociales. Para evitar este tipo de riesgos en nuestro entorno es esencial seguir algunos requisitos de seguridad al usar Internet. Aunque no lo creamos, esto es lo más eficaz en lo que respecta a la ciberseguridad.

Hemos hablado de ciberseguridad en numerosas ocasiones.

Es de vital importancia saber quién tiene acceso a nuestra información. Centrándonos en Facebook, ya que es la red social más utilizada, vamos a dar a continuación ciertos trucos para mejorar la seguridad de los usuarios. Recomendamos:

  • Equipos públicos.
  • Aunque no lo creamos, son muchas las personas que utilizan equipos públicos, como podrían ser los ordenadores de una biblioteca, y luego olvidan cerrar sus redes sociales o borrar sus contraseñas.

  • Contraseñas.
  • Usar contraseñas seguras y diferentes entre sí. Una contraseña con números únicamente es capaz de descifrarse en cuestión de horas.

  • Seguridad.
  • Información personal en redes sociales.
    Debemos conocer cómo configurar la seguridad de forma adecuada. Esto nos dará la opción de mantener la información privada dentro de la plataforma pero sin que nadie pueda acceder a ella.

  • Usuarios desconocidos.
  • En ocasiones es inevitable aceptar amistad a usuarios que no conocemos, sobretodo porque son muchas las personas que utilizan Facebook para eso, conocer gente.

    Pero no solo los usuarios desconocidos suponen un riesgo, también los eventos. En caso de ser víctima de alguno de ellos es necesario poner una denuncia aportando todos los datos posibles.

  • Antivirus.
  • Son muchas las ocasiones en las que hemos insistido que un buen antivirus nos brinda mucha protección. Los antivirus son capaces de detectar y su mayoría de erradicar los malware que los ciberdelincuentes intentan meter en nuestros dispositivos.

Correos electrónicos de desconocidos

Es imposible saber cuánta es la cantidad de emails fraudulentos sobre todo que se enfocan en atacar a las empresas. Este tipo de mensajes también es conocido por el nombre de Business Email Compromise (BEC). Las personas que se dedican a crear y difundir estos mensajes tienen como objetivo engañar al usuario para convencerlo de enviar dinero o hacerse con datos privados.

Muchas veces estos mensajes son los causantes del robo de información corporativa esencial. Lo logran haciéndose pasar por el CEO de la empresa. El empleado que recibe el email envía la información que le piden y así es como consiguen la información. Este tipo de situaciones también se conocen como Fraude CEO.

Aunque los ataques a empresas a través del correo electrónico es relativamente frecuente, esto actos van dedicados principalmente a particulares.

Hace poco tiempo una empresa americana que pidió quedar en el anonimato, afirmó haber perdido casi cien millones de dólares a causa de este tipo de ataques.

Estos mensajes están destinados a las grandes empresas, pudiendo atacar a cualquier sector de estas. Lo realmente preocupante es que no se ha conseguido a día de hoy reducir este tipo de delito. Sino más bien lo contrario, es cada vez más común que las empresas tengan que enfrentarse a estas situaciones.

Incluso el FBI está metido en esta lucha. Dan datos estimados de pérdidas económicas que rondan los 2500 millones de dólares en el último año, en comparación con los 1800 millones del año anterior.

¿Cómo reconocer los emails peligrosos?

Muchos de estos ataques se originan en otras empresas que incurren en competencia desleal, a veces con ayuda de algún trabajador. Aunque son muchas las veces que no somos capaces de reconocer correos fraudulentos, la experiencia que tiene nuestro equipo de peritos informáticos, nos ha hecho capaces de reconocer 4 rasgos que tienen normalmente en común este tipo de mensajes:

  • Facturas.
  • En muchas ocasiones las estafas a través del email se realizan solicitando pagos de facturas a clientes. Contactando con los clientes a nombre de la empresa para pedirles el número de cuenta para realizar el supuesto pago.

    Un proceso similar es cuando el delincuente se hace pasar por un trabajador. Contactan a clientes que acaban de realizar un pago diciendo que ha surgido un problema y necesitan hacer el pago a un número de cuenta nuevo, la del delincuente.

  • Fraude CEO.
  • Estos casos se dan cuando los ciberdelincuentes han tenido acceso al email CEO de la empresa a la que quieren atacar. Se harán pasar por él, principalmente para obtener dinero o información de parte de los empleados.

    Los hacker que se dedican a esto llevan a cabo una investigación de los diferentes empleados, de los cuales tienen información obtenida principalmente de las redes sociales. Sabiendo así cuál es el más vulnerable.

    Estos correos están escritos para dar a entenderle al empleado que hay una urgencia y que debe resolverla lo antes posible, incluso saltándose comprobar si es real.

    La forma más efectiva de erradicar estos problemas es estableciendo una política de empresa que prohíba la solicitud de envíos de dinero e información a través de los correos electrónicos.

  • Suplantación de identidad.
  • Esto sucede, por ejemplo, cuando el delincuente se hace pasar por un empresario de un bufete de abogados y contacta con algún cliente, solicitando el pago de la cantidad correspondiente de algún procedimiento judicial que se encuentre en marcha.

    Esto no solo afecta a los bufetes de abogados, cualquier empresa en la que requiera un procedimiento de larga duración es vulnerable a este tipo de ataques.

  • Robo de datos.
  • Este es uno de los únicos casos en los que los delincuentes no buscan un ingreso de dinero directo. Este tipo de ataque se da cuando el delincuente tiene acceso a un correo electrónico y solicita información privada a la empresa.

    La información que buscan suele pertenecer al departamento financiero o bien al de recursos humanos. Este tipo de correos tiene objetivos a gran escala y puede tener consecuencias realmente graves.

    Para poder combatir este problema es necesario que las empresas capaciten a sus empleados para que identifiquen este tipo de correos antes de que se lleguen a producir los daños.

Peritos informáticos contra delitos cibernéticos

Desde nuestra empresa le ofrecemos la garantía de contar con el mejor equipo de profesionales en este ámbito. Contamos con muchos años de experiencia y también apostamos por las últimas tecnologías, pudiendo garantizar así los mejores resultados.

Una vez hablado sobre los delitos cibernéticos cada vez más comunes, queremos hacerles saber que si aún tienen dudas o quieren hablar directamente con alguno de nuestros profesionales, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Delitos cibernéticos cada vez más comunes
vota este post

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.