¿Necesitas hacer una Consulta?

En Detectives Privados Madrid, sabemos que los cibercriminales están cada vez más presentes en el ciberespacio y en nuestras vidas. Según las estadísticas de empresas de seguridad informática, sólo el 3% de los usuarios de la Web, creen que no tienen nada que ver estos sujetos con sus vidas.

Los cibercriminales tienen su territorio, la Web y sus víctimas sus usuarios

Los expertos hablan y saben que el 56 % de los Cibercriminales son anónimos y el 21% pertenecen a grupos organizados delictivos. En cuanto a su número de víctimas, se calcula que el 65 % de la población mundial, ha sido víctima de un Ciberdelito. Y más del 80% de los usuarios españoles, reclaman más seguridad en la Web.

Pero existe un riesgo mayor, la mayoría de la ciudadanía, no presiente que exista riesgo alguno, se piensa que sino te metes en ciertos sitios de la Web o no pinchas en enlaces extraños, no serás víctima de los cibercriminales.

Este pensamiento esta muy lejos de la realidad. Y lo saben muy bien todos aquellos profesionales del sector. Los ataques informáticos resultan más difíciles de combatir, por mucho cortafuegos o programas antivirus, que instalemos en nuestros equipos electrónicos o informáticos, sino no se ponen remedios a nivel individual.

Esa es la gran problemática que existe y de ahí, que los expertos hablen de educar o reeducar a los usuarios.

Los delitos informáticos tiene un alcance mayor y puede incluir delitos de toda la vida, los más tradicionales, como los fraudes, robos, falsificaciones…. Sin embargo, dichos delitos son más frecuentes y sofisticados.

Otro aspecto, desde el punto de vista de la criminología, es que cada vez, estos cibercriminales, necesitaran hacer variantes o métodos más innovadores en cada golpe delictivo.

Y eso a su vez, significa que los expertos en seguridad deberán ser también innovadores y conseguir programas informáticos que ayuden a bloquear los distintos intentos de ataques informáticos de los cibercriminales.

Cuando pensamos sobre delitos informáticos nos viene a la cabeza, ataques a multinacionales, o virus que nos destrozan nuestros equipos y los sistemas de seguridad informática.

Pero pocos ciudadanos, relacionan estos delitos a la usurpación de identidad, a las amenazas y coacciones en redes sociales, a las estafas o robos de datos…

Muchos se ven indefensos ante estos sujetos que se creen, gracias al anonimato que brindan la Web, inalcanzables ante la justicia.

Pero las investigaciones periciales, por parte de los peritos judiciales informativos, han demostrado que por mucho anonimato que exista, tarde o temprano, siempre se le puede dar un nombre real al responsable de estos ataques delictivos.

Marc van Zadelhoff, director general de la multinacional de IBM Security, denomino al surgimiento de estos cibercriminales, que no actuaban solos, como al nueva mafia del siglo XXI.

Para este profesional, la digitalización en el mundo de los negocios, había que pasar primero por al seguridad de los mismos y de levantar “murallas” para blindar los sistemas y evitar el robo de datos.

Los cibercriminales cada vez más presentes en nuestras vidas

Los cibercriminales cada vez más presentes en nuestras vidas

Se esta viendo, que últimamente, no sólo podemos hablar de cibercriminales individuales, sino de unas organizaciones que están detrás de robos masivos de datos personales y bancarios.

Existe un mercado negro, donde se gana mucho dinero vendiendo esas informaciones a terceros; convirtiéndose en base de datos ilegales y usadas por otras empresas. Convirtiéndose en un negocio muy rentable, para los vendedores y compradores.

Cibercriminales y expertos en seguridad informática

Existe una batalla silenciosa que se esta produciendo en la Web, donde los cibercriminales han puesto en jaque, a muchos expertos en seguridad informática. Se sabe que existen programas maliciosos de tal precisión que hace muy difícil detectarles y destruirles.

Uno de ellos es el famoso ransomware que infesta a los terminales y móviles de una forma, que no son detectados pro los antivirus y cortafuegos de los sistemas. A esto se suma, que no solo puede destruir el contenido de estos, sino que bloquea todo intento de poder desinfectarlo.

La mayoría de estos ataques proviene de crackers rusos y chinos; sus potenciales víctimas son de Estados unidos, Canadá, Reino Unido y otros países europeos.

Un punto de gran relevancia, es la seguridad de los gobiernos; que ven como cada día deben enfrentarse a nuevas modalidades de ataques.

Muchos ya están hablando del gran peligro que nos podemos encontrar en este siglo, no son solo las teorías del caos en el ciberespacio, sino de ataques que pueden afectar hasta los semáforos de nuestras ciudades.

Una forma de poder bloquear y asegurarnos una mayor seguridad es por medio de formar e invertir en las mejoras tecnológicas. Pero por desgracia, muchos países todavía piensan que con ciertos métodos ya están blindados sus sistemas.

Un solo terminal puede infectar a todo un sistema, si este no tiene círculos de seguridad que impida o que no se conecten con otros terminales, que contengan información fundamental.

Es importante, blindar los sistemas y cerrarlos mediante claves para que no se puedan acceder a ellos de una forma fácil. Pero también se necesita y requiere de una educación, tanto para los empleados como los usuarios.

La Web esta llena de peligros, pero nosotros como usuarios somos los primeros cortafuegos que existen para evitar estos riesgos. El 95% de los ataques sufridos fueron por errores humanos. Esta cifra hace más énfasis en la necesidad de un protocolo general para los ciudadanos y una navegación segura.

En seguridad se sabe que no se puede hablar de una cobertura total o al 100%, porque nada impide que exista un error o incidente; pero cuanto mayor sea nuestra preparación y conocimiento, menor será los riesgos que asumamos.

Los cibercriminales cada vez más presentes en nuestras vidas
vota este post

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.