¿Necesitas hacer una Consulta?

Redes sociales: Adicción.

Las nuevas tecnologías han hecho nuestra vida mucho más sencilla: todo es más facil, rápido y divertido. No solo eso, sino que a día de hoy disponemos de la mejor capacidad de comunicación global. ¿Qué problema tiene esta situación entonces? La adicción a las redes sociales, se da por una pérdida de equilibrio entre la vida real y la virtual. Como peritos informáticos hemos sido testigos en numerosas ocasiones de este problema, principalmente en jóvenes y adolescentes.

Adicción a las redes sociales

Aunque mayoritariamente se trata de adolescentes. También son muchos los adultos que sientes un placer excesivo a la hora de usar tecnologías y sobretodo las redes sociales.

La posibilidad de introducirse en una realidad diferente a la que viven cada día da lugar a un estado de superioridad y poder. Crear la identidad que quieras, ser quien tú quieras y llegar a cualquier rincón del mundo. Cuando alguien sufre adición a este tipo de sensaciones su cuerpo segrega altas dosis de adrenalina, peligrosamente adictiva, cuando utilizan el teléfono, el ordenador, o cualquier otro dispositivo electrónico.

También se desarrolla esta adición porque muchas personas utilizan las redes sociales para poder abstraerse de la rutina. O les sirven como método para poder continuar conectado con amigos y seres queridos, reafirmando su identidad de grupo, sobre todo entre adolescentes.

Podemos decir que la adición aparece cuando el uso de las redes sociales interfiere en la vida diaria de forma clara. Es aquí cuando debemos de empezar a preocuparnos.

¿Cómo identificamos una posible adicción?

Los cambios que deben hacer saltar las alarmas son:

  • Dependencia excesiva y pérdida del control. Tiempos de conexión anormalmente prolongados y perdida de la noción del tiempo.
  • Bajo rendimiento en el trabajo o en las clases.
  • Aislamientos e irritabilidad.
  • Desinterés en otros temas de ocio.
  • Trastornos en la conducta.
  • Sedentarismo incluso obesidad.
  • Euforia excesiva en el uso de dispositivos electrónicos con acceso a Internet.
  • Perdida de horas de sueño.

Las personas dependientes a las TIC (Tecnologías de información y comunicación) consiguen un alivio emocional instantáneo en el momento en el que se conectan. Como por ejemplo a problemas en el trabajo, problemas familiares, sentimiento de soledad, ansiedad, entre otros.

Ese placer es justo el que provoca la adicción a las plataformas sociales. Porque cuanto más se usen, mayor será el sentimiento de alivio, por lo que la dependencia ira en aumento.

¿Quién se hace adicto a las redes sociales?

El abuso de las redes sociales es el causante del alejamiento de la vida real. Lo que causa ansiedad, baja la autoestima y hace que el que lo padezca pierda la capacidad de tener el control.

Las redes sociales y en general los sistemas de mensajería son muy atractivos para los jóvenes. Ya que son herramientas rápidas y de fácil interacción. El uso controlado estas plataformas es positivo siempre que no afecte a la vida cotidiana. Porque sirven para estudiar o trabajar, practicar otras aficiones, vida familiar y social, las horas de sueño, etcétera.

¿Por qué nos hacemos dependientes redes sociales?

Las razones de esto son realmente variadas:

  • Obtener visibilidad.
  • La reafirmación de la identidad ante un grupo.
  • Conseguir una conexión con los amigos y seres queridos a través de contenido audiovisual, etcétera.

El WhatsApp también se incluye en las adiciones de las redes sociales. Es una aplicación gratuita y fácil de usar que frecuentemente hace a sus usuarios estar conectadas demasiadas horas.

Otros de los factores que hace al WhatsApp adictivo es la capacidad de control que ofrece sobre los contactos que tenemos agregados. Ya que nos da la posibilidad de saber a qué hora se han conectado o si han leído los mensajes que les hemos enviado.

Consecuencias de la adicción a las plataformas sociales

Diferencias entre adición y uso indebidoDebemos diferenciar la adicción del mal uso de las redes sociales. Son dos aspectos muy diferentes. El término de “adicción a las redes sociales”  se podría considerar polémico puesto que por ahora no figura de forma oficial como tal en las clasificaciones psiquiátricas. Pero, aparte del mal uso, hablamos de adición cuando la utilización tiene como consecuencia una pérdida de control, absorción a nivel mental y alteraciones graves en el día a día de la persona que lo padece.

Las personas adictas sienten el beneficio de la gratificación inmediata. Pero esto trae consecuencias negativas a largo plazo, aparte de que la abstracción de los problemas de la vida cotidiana no quita que sigan ahí una vez se desconecten. Por esta razón, el uso excesivo de las redes sociales facilita el aislamiento, la falta de rendimiento, el desinterés e incluso el cambio de  conducta.

También es consecuencia del sedentarismo y alteraciones del sueño.

La adicción se afianza definitivamente cuando se utiliza de forma descontrolada y al desconectarse de forma temporal aparecen los síntomas de abstinencia. Los principales son:

  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Intranquilidad.
  • Irritabilidad.
  • Agresividad.

Los afectados también desarrollan tolerancia. Esto se refiriere a la necesidad de aumentar los tiempos de conexión.

El sujeto afectado da muestras de ansiedad ante las redes sociales. Esto causa un flujo de trasrealidad, también presentado en los casos de drogadicción. Esto se refiere a un efecto “bola de nieve” que hace que los problemas aumenten y se extiendan con el paso del tiempo.

Otro punto a tener en cuenta es que la adicción, sobretodo en adolescentes, hace que se tomen comportamientos poco precavidos. Llegando incluso a situaciones de riesgo como la suplantación de identidad, robo de datos personales, captación de menores, acoso, etcetera.

¿Qué síntomas tiene esta adicción?

Conectarse a las redes sociales siempre que sea posible. Estar conectados a Internet desde que nos levantamos  y también ser lo último que hacemos antes de dormir. Disminuir el tiempo de las tareas cotidianas como podría ser dormir, comer, relacionarse sin estar a través de una pantalla, etcétera. Todos estos son síntomas que describen a un joven adicto a las redes sociales.

Más que las horas de conexión, la adicción se establece por la influencia negativa que afecta al día a día del individuo.

Hay personas más vulnerables a caer en este tipo de adicción. A pesar de que las redes sociales estén al alcance de prácticamente todo el mundo, la dependencia solo la desarrolla una pequeña parte de los consumidores. Son los adolescentes principalmente los que forman el grupo de riesgo. Estos están constantemente en busca de nuevas sensaciones; y también son los que más tiempo pasan conectados a Internet, aparte de haber nacido ya familiarizados con las nuevas tecnologías.

Hay ciertos síntomas que nos alertan de  una mayor vulnerabilidad a la hora de sufrir esta adicción:

  • Impulsividad.
  • Intolerancia a impulsos negativos tanto físicos como puede ser el dolor, la fatiga y a los psíquicos como las preocupaciones o las responsabilidades.
  • Búsqueda excesiva de emociones fuertes.
  • Fobia social.

En ocasiones la adicción se desarrolla debido a un problema clínico anterior. Cuando hablamos de estos casos, el abuso de las redes podríamos decir que es como el humo que nos da señal de que hay un fuego, un problema mayor:

  • Rechazo de la imagen corporal propia.
  • Timidez excesiva.
  • Baja autoestima.
  • Depresión.
  • Hiperactividad.

Redes sociales y analfabetismo

Las nuevas tecnologías junto a las redes sociales son un avance realmente increíble y no debemos de tomarlo como algo negativo. No hay nada mejor que poder comunicarse con otra persona que se encuentra a kilómetros de distancia.

El problema que surge es la búsqueda excesiva de la comodidad, típico en todos los seres humanos. A día de hoy no solo es cosa de las facilidades que ofrecen las redes sociales, sino en general: la comida se vende precocinada, productos de usar y tirar, etcétera. La pereza es algo natural, la ley del mínimo esfuerzo es generalizada.

El uso excesivo de las redes sociales tiene una consecuencia negativa destacable, aparte de la construcción de relaciones sociales no reales, está el analfabetismo. Esto es consecuencia del autocorrector, que hace que no pongamos atención a lo que escribimos, los emoticonos que sustituyen palabras o incluso frases, etcétera.

¿Cómo reducir la dependencia a las redes sociales?

Problemas de la adicción a las redes sociales.Cuando nos centramos en los casos de adolescentes es mucho más sencillo conseguir una estrategia de prevención antes de que llegue la adicción. En el caso de un adulto se debe de reforzar la relación con otras personas o potenciar otro tipo de aficiones como puede ser la lectura, el deporte, el cine.

Se debe de limitar el tiempo de conexión y el uso de aparatos electrónicos con conexión a Internet. En el caso de los adolescentes es una buena idea poner los ordenadores o diferentes dispositivos en lugares públicos de la casa, como podría ser el salón.

Realizar una estrategia de prevención para los adultos es bastante más complicado. Ya que tan solo puede funcionar de forma autoimpuesta. Esto solo se puede llevar a cabo si el afectado es consciente de su situación  y es capaz de comprender de que tiene un problema grave.

¿Crees que puedes tener adición a las redes sociales?

Para averiguar si puedes tener algún problema con el uso de las redes sociales o Internet, haste las siguientes preguntas y responda con sinceridad:

  • ¿Lo primero que hace por las mañanas es consultar su móvil?
  • ¿Habla de forma constante sobre su estado de ánimo en las redes sociales?
  • ¿Necesita publicar imágenes de todos los eventos a los que acude?
  • ¿Es esencial que su estancia vacacional disponga de conexión Wifi?
  • ¿Cuándo viaja en metro y se queda sin cobertura se hace el viaje demasiado largo por no tener Internet?
  • Cuando no se puede conectar a Internet ¿Se pone nervioso o se enfada?
  • En el caso de tener redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram u otras similares ¿Se desanima si no tiene likes o retweets en sus publicaciones?
  • ¿He preferido su vida virtual a la real?

Analice sus respuesta y así será sencillo saber si debemos de ponernos alerta ante un posible caso de adicción.

Si tiene la sospecha de que puede estar sufriendo este problema lo más recomendable es ponerse en manos de especialistas. Para poder recibir la terapia psicológica adecuada. Salir de este tipo de adicción la terapia se centra, por norma general, en el control de la conducta del paciente. Es necesario aprender una conducta de control ante estímulos de riesgo.

Por estas razones el afectado se conectará a las redes en presencia de otra persona. Controlando el tiempo de conexión y restringiendo el número de veces que entra en las redes sociales o en el correo electrónico.

Se necesita establecer un horario de restricción en el uso de Internet. Para poder respetar un rito de vida normal: las horas de sueño, de comida, de deporte, etcétera.

Conclusión

Hay que lograr que los afectados por este tipo de adicción consigan una mayor confianza en sí mismos y aumentar el autocontrol sobre su vida. Cuanto mayor sea el tiempo que pase el individuo en recaer, más fácil será de erradicar la adicción, al igual que todas las demás adicciones.

El adicto a las TIC, como cualquier otro tipo de adicto debe de evitar durante toda la vida las situaciones de riesgo. Sabiendo evitarlas y hacerles frente de forma racional.

La adicción a las redes sociales es un problema cada día mayor y debemos de hacerle frente siempre. Sin olvidar que tanto las redes sociales como Internet, forman parte irremediable a día de hoy de nuestra vida. Si tiene cualquier duda póngase en contacto con nosotros.

Todo sobre la adicción a las redes sociales
5 (100%) 1 vote

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.